Pagos en Línea Correo

ESCOLARES DE LA ACTUALIDAD: ¿LA GENERACIÓN DÉBIL O BLANDITA?

ESCOLARES DE LA ACTUALIDAD: ¿LA GENERACIÓN DÉBIL O BLANDITA?

Existen grupos de expertos, que creen positivo endurecer el carácter de los escolares. Entre esos, está Berta de Vega, quien sugiere que los padres que le llevan la mochila a los niños hasta la puerta del colegio y les hacen los deberes, están formando niños blanditos, y en consecuencia adultos débiles. Mientras que bajo la perspectiva de Eva Millet, autora de “Hiperpaternidad”. Hay niños que cuando se caen no se levantan, porque esperan siempre la mano de quien los ayude a hacerlo.
 
Por su parte, Alfonso Aguiló, quien escribió “Educar el Carácter”, hace aproximadamente 25 años, apunta a que: “Tener un buen carácter no significa estar todos cortados por el mismo patrón, pero estoy seguro que casi todos nos pondríamos de acuerdo en que ser honrado, trabajador, generoso, justo, leal, empático, valiente, austero, recio y organizado, son buenas cualidades. Igualmente, indica que las generaciones de niños blanditos, responden a “ciclos normales de una sociedad. Cuando una familia quiere que sus hijos no pasen las dificultades por las que sí pasaron ellos, la sociedad se vuelve más cómoda, blanda, menos esforzada. Pasa también con los países”.
 
Asimismo, Aguiló, refiere que: “He conocido a madres que limpian escaleras para que sus hijos, llevarán unas zapatillas de marca, y a gente de dinero que también los mimaba mucho”.
 
Según la opinión de Joan Corbella, quien es médico y psiquiatra, actualmente los padres “hacen de la paternidad un oficio”, y apunta al mismo tiempo a que se ha generado sobreprotección en los infantes. Resalta de más que actualmente se está frente a una manera de sobreproteger a los escolares, mientras otro lado de los padres opta por ignorar a sus hijos, e incluso desean que los infantes les generen el menor número de problemas posibles. Sin embargo, esto genera sobreprotección.
Confrontación entre padres y maestros, ¿es que acaso han tomado estos caminos distintos?
 
Según la visión del especialista más arriba mencionado, todo gira en torno a la sobreprotección, inclusive en el entorno escolar, debido a que cuando los padres son llamados por el maestro, para conversar, los primeros, están de antemano asustados. Y esto, se debe a que los padres, no desean que los escolares causen problemas. Para ellos, el maestro, es esencialmente una figura que “denuncia”, cuando el niño presenta un inconveniente, pero en la mayoría de los casos, se trata de que el docente busca en los padres un aliado para resolver esos problemas, y no echar culpas.
 
Por ejemplo, cuando existe una pareja divorciada, se emplea a los niños, para culparse de manera mutua, pero esto no soluciona nada, dice el especialista, quien además estima que la culpa es de los padres. Pero, ¿de dónde surge la sobreprotección? Actualmente, es habitual que se crea que hay mucho miedo alrededor, pero todo parte de lo mismo. Un niño, para la sociedad moderna, “quita espacios para los imprevistos y la vida programada”, pero, ¿qué se cree en torno a las a los ambientes escolares?  Es importante romper con los paradigmas y las rutinas; esto es positivo tanto para los niños como para los escolares. También, resulta esencial que los escolares conozcan a los maestros.
 
Entonces, según la opinión de este experto ¿Qué puede hacer un padre para no sobreproteger al hijo?
 
En este sentido, son necesarias las habilidades como: la valentía, el atrevimiento y el autoconocimiento, además la tolerancia a la frustración y la autoestima. Cabe resaltar que un escolar, capaz de solucionar problemas, es sinónimo de un joven desprotegido.
 
Además, según Corbella, a la edad de un año, es oportuno que, el niño:
  1. Coma sólo, aún y cuando ensucie toda la mesa. Hay que tener claro que es un entrenamiento para él. 
  2. A los 3 años, es importante que se ate él sólo, los zapatos. 
  3. Mientras que, a la edad de 5 años, ya es esencial que se vista sólo. No importa que se coloque las prendas al revés. Ante esto, muéstrate orgulloso como padre, aun y cuando se equivoque. De esta manera, el escolar mirará con orgullo su esfuerzo y resultados, a pesar de los errores que comete, y así desarrollará tolerancia. 
  4. A la edad de 6 años, permite la que prepare su desayuno. 
  5. Cuando tenga 10, permítele que haga la cena para toda la familia. 
  6. Mientras que, a la edad de 11 años, si es necesario, enséñale a que, con respeto, seque y exprese frente al maestro alguna inconformidad o desacuerdo. 
En conclusión, el deseo de querer entonces, que los hijos no pasen por los esfuerzos que como padre pasaste, lleva a la creación de infante sobreprotegidos. Por ende, al fomento de la generación blandita, pero tomar conciencia de ello, permite crecer en armonía, y que los niños sean posteriormente adultos con carácter y habilidades sociales, empatía y valentía ante los retos propios de la vida.

Tags

>> Regresar desde aquí

 

Contáctenos

Dejar este campo vacio:


Adefam Cseaa - InsiaBureau Veritas
© 2019 Transloyola | All rights reserved.
Site Map | Legal Notice | Privacy policy | Web Design
Empresa del año Pacto Global
DEA EGF
Contacto +57 (1) 7460154
Correo info@transloyola.com