Pagos en Línea Correo

Manejar y textear, la vas a pagar

Manejar y textear, la vas a pagar

¿Sabías que durante los ocho segundos en los que envías un mensaje de celular mientras manejas a 120 km/h recorres una distancia equivalente a  una cancha de fútbol con los ojos cerrados? Este riesgo levanta las alarmas de las autoridades de tránsito y los gobiernos en el tema de la seguridad vial. Y es que las nuevas tecnologías generan elementos de distracción que te llevan a desviar la visión y/o sacar las manos del volante como enviar mensajes y hablar por el teléfono, trazar una ruta en el GPS mientras manejas, conversar constantemente con los pasajeros, etc. Realizar actividades visuales y/o manuales mientras se conduce asociadas al teléfono móvil u otros instrumentos portátiles multiplica por tres el riesgo de accidentes.

La Organización Mundial de la Salud, los gobiernos y la sociedad civil han empezado a diagnosticar  la dimensión del problema de los elementos de distracción en los accidentes de tránsito y han llegado a datos impresionantes:

En general, entre un 8 y un 11% de los accidentes viales con víctimas fatales en Nueva Zelanda, Canadá, Países Bajos y Estados Unidos se deben a los elementos de distracción generados por las nuevas tecnologías (Reporte de la OMS, 2011).

En 2013, 3.154 personas murieron en choques de vehículos en Estados Unidos a causa de una conducción distraída. Los conductores en la franja de edad de los 20 años representan el 27% del número de conductores distraídos en accidentes de tránsito en el país. El 69% de los motoristas de los Estados Unidos en la franja de edad de 25 a 68 años reportaron haber hablado por teléfono mientras manejaban (Reporte Semanal de Morbilidad y Mortalidad, CDC, 2013).

En Brasil y Chile, entre un 20 y un 25% de los accidentes de tránsito están relacionados con el uso del celular y otros elementos de distracción. Hoy en Chile hablar por teléfono y enviar mensajes de texto mientras se conduce ya es una de las primeras causas de accidentalidad del país.

 

¿Qué han hecho los gobiernos y la sociedad civil para enfrentar el problema?

Los gobiernos han adoptados medidas institucionales, normativas y de concienciación para enfrentar este problema.

Desde el punto de vista institucional, el gobierno de Estados Unidos, los gobiernos municipales y estatales, los empleadores, los educadores y la sociedad civil han creado un movimiento concertado para concienciar a la población sobre los riesgos y las soluciones para este problema lanzando un portal de Elementos de Distracción en el Tránsito. En este portal se accede a estadísticas, campañas, testimonios de víctimas, modelos de política interna y una guía sobre cómo las empresas y organizaciones sociales pueden abordar el tema en sus ámbitos de trabajo o en la comunidad.

Desde el punto de vista normativo, la Asociación de los Gobernadores para la Seguridad Vial ha elaborado un relevamiento normativo en Estados Unidos en relación a prohibiciones y sanciones para el conductor distraído en los diferentes estados del país. Solamente 18 estados y territorios de los Estados Unidos tienen leyes que prohíben el uso del celular mientras se maneja. Además, la organización dispone de una metodología unificada para la recolección de datos en caso de accidentes. En Brasil y Chile hay leyes nacionales pero se debe fortalecer el mecanismo de vigilancia.

Para quien crea que este problema es solamente de los conductores, los elementos de distracción también son causa de accidentalidad de peatones. ¡Pero esto es una historia para otro post!

http://blogs.iadb.org/moviliblog/2016/05/19/manejar-y-textear-la-vas-a-pagar/

Tags

>> Regresar desde aquí

 

Contáctenos

Dejar este campo vacio:


Adefam Cseaa - InsiaBureau Veritas
© 2019 Transloyola | All rights reserved.
Site Map | Legal Notice | Privacy policy | Web Design
Empresa del año Pacto Global
DEA EGF
Contacto +57 (1) 7460154
Correo info@transloyola.com