Pagos en Línea Correo

VEHÍCULO ELÉCTRICO: LA OPCIÓN PERFECTA FRENTE AL CLIMA

Los vehículos eléctricos, se han convertido en la mejor opción frente al clima, ante el caso de los vehículos convencionales. Sobre todo, son utilizados en países donde la energía proviene del carbón, pero te has preguntado, por ejemplo: ¿el vehículo eléctrico resulta ser la solución a los inconvenientes? o ¿se cambiará algo respecto al clima?
 
Descarbonizar el transporte puede ser totalmente una realidad, pues es cierto que el vehículo eléctrico resulta una opción predilecta ante el clima, al momento de alargar el tubo de escape, tenemos que la energía se produce a propósito de la emisión de CO2, y adoptar el vehículo eléctrico únicamente se trata de trasladar dichas emisiones de un sitio a otro. Es decir, de un vehículo, a las plantas de producción, esto es una posibilidad a tomar en cuenta. No obstante, hay que tener presente también, que se puede tratar de una posibilidad remota, tal como lo expone la especialista Ross Rosenberg, quien indica que existen 2 razones netamente necesarias en este caso. En primera instancia, está el hecho de que la producción eléctrica en la mayoría de los países a nivel mundial es mixta, por ejemplo, en los Estados Unidos, el carbón se utiliza en un 39%, en Ucrania en un 34%, mientras que en Alemania sucede en un 40,3%. Los mencionados, son países con gran carga de carbón en cada uno de los casos. La energía nuclear, las renovables, y el gas natural, representan la mayoría de la producción. En consecuencia, el agregado genera menos misiones que el motor de un vehículo. Por ende, en los lugares con gran cantidad de carbón, las cifras no suelen elevarse, esto frente a la “Teoría de Tubo de Escape”, para tener una noción de esto, se precisa que Rosenberg, indica datos en referencia a uno de los estados considerados como más carboníferos de los Estados Unidos, se trata de Colorado, esto con un 67, 7%, de su mix.  En este sentido, los vehículos eléctricos, realizarían menos emisiones de CO2, frente a los vehículos convencionales.
Otra razón, es la gran eficiencia de las plantas de producción, debido a que la producción de energía, resulta ser mucho más eficaz en las plantas que en los vehículos, incluso para un combustible afín. En consecuencia, las plantas tienen una eficiencia del 60% frente a los vehículos que únicamente cuentan con el 25%, lo cual quiere decir, que, en el caso de la planta, sucede un desperdicio de un 40% de energía, mientras que en los vehículos se está dejando pasar un 75%, lo cual significa que aún y cuando toda la demanda se tratase del carbón, se requeriría la quema de mucho menos, que en el caso de que la combustión ocurrida en los vehículos. No obstante, estrictamente debe establecerse un límite, partiendo de la “Teoría del Tubo de Escape”, la cual podría convertirse en realidad. Sin embargo, este límite sólo existe en dicha teoría, por ello, a los sistemas de producción tal vez les resulta problemático asumir la demanda, y al mismo tiempo complicado, el hecho de que terminen emitiendo más de lo ya emitido, lo cual resulta prácticamente imposible, refieren los expertos.
 
Finalmente, Enrique Dans en Forbes, destaca que el tubo de escape, no se trata de una teoría sino de un mito. En consecuencia, buena parte del discurso de otros, se niegan al cambio. En tal sentido, especialistas afirman que el vehículo eléctrico, resulta ser una opción totalmente segura frente al clima.

Tags

>> Regresar desde aquí

 

Contáctenos

Dejar este campo vacio:


Adefam Cseaa - InsiaBureau Veritas
© 2019 Transloyola | All rights reserved.
Site Map | Legal Notice | Privacy policy | Web Design
Empresa del año Pacto Global
DEA EGF
Contacto +57 (1) 7460154
Correo info@transloyola.com